Plantas tóxicas: ¿leyenda urbana o peligro real?

Desde hace tiempo rueda en las redes sociales la imagen de una planta muy común en los jardines de interior, acompañada de un texto alarmista que cuenta la historia de una persona que casi se muere por estar en contacto un par de segundos con una de sus hojas recién cortadas.

 

La planta en cuestión era una dieffenbachia. Imagino que, después de ver dicha imagen, muchas personas deben haber sacado de su casa a las pobres dieffenbachias, temiendo por sus vidas y la integridad de sus hijos y sus animales de compañía. Pero… ¿tiene algo de cierto esa historia? ¿Son realmente TAN tóxicas estas plantas?

La respuesta corta es: no, no son TAN tóxicas. La respuesta larga es: sí, son tóxicas, pero eso no significa que vas a morir envenenada/o súbitamente por tocar una de sus hojas; sin embargo, sí vale la pena conocerlas y entender mejor cuál es el riesgo, para manejarlas con la prudencia que requieren.

Lo primero que es necesario aclarar es que no todas las plantas tóxicas son tóxicas para todos. Es decir, algunas plantas pueden ser mortales para algunos animales (incluyendo humanos), irritantes para otros, y perfectamente comestibles para otros. Es, básicamente, un asunto de evolución; las plantas desarrollan diferentes “tácticas” para defenderse de los animales o de otras plantas, y una de esas tácticas es la toxicidad. Y aquí vale la pena aclarar algo: el hecho de que una planta sea tóxica no significa que sea mortal. En algunos casos, su toxicidad genera irritaciones en la piel, en otros puede generar vómito y en otros, según la especie y la cantidad consumida, sí puede generar reacciones que ponen en riesgo la vida, e incluso la muerte.

Pero no vamos a hablar de historias terroríficas —y muy posiblemente falsas— como la de la planta de la imagen viral. Lo que queremos es compartir contigo una lista de cinco plantas que son muy comunes en los jardines de interior, que pueden ser un riesgo para animales de compañía y niños pequeños, que podrían mordisquear sus hojas o manipularlas sin precaución al jugar (para adultos prudentes difícilmente llegan a ser peligrosas).

 

Philodendron

Algunas de las integrantes de este género son muy conocidas: la monstera (también conocida como costilla de Adán o balazo) y los filodendros cordatum, por ejemplo, son habitantes frecuentes de los jardines de interior y exterior, por sus hojas exhuberantes y su gran variedad de formas, tamaños y colores. Son ligeramente tóxicas para los humanos, y tóxicas para perros y gatos, por la presencia de oxalatos de calcio, un compuesto químico que tiene un efecto altamente irritante en las mucosas. Pueden generar irritación oral, hinchazón en la boca, salivación en exceso, dificultad para tragar y vómito.

Philodendron

 

Azalea

Esta vistosa planta con flores es muy común en los patios y jardines de las abuelas. Son tóxicas tanto para humanos como para los demás animales, por la presencia de grayanotoxinas. Los síntomas incluyen sudoración excesiva, salivación, vómito y mareo. En dosis más altas puede generar bradicardia, pérdida de coordinación y debilidad muscular.

Azalea

 

Dieffenbachia

Esta planta es muy común en jardines de interior por sus atractivas hojas con manchas blancas, es muy “todoterreno” y se da bien con poca luz. Es la protagonista de la historia viral de la que te hablamos más arriba, y efectivamente puede ser tóxica, pero no hasta el punto que afirman esas publicaciones virales. Su toxicidad se da por la presencia de oxalatos de calcio, y como pasa también en los filodendros, pueden generar irritación oral, hinchazón en la boca, salivación en exceso, dificultad para tragar y vómito.

Dieffenbachia

 

Euphorbia

Este género de plantas tiene alrededor de 2.000 especies aceptadas. Algunas parecen cactus, otras tienen hojas suaves y tallos espinosos. Una, en particular, es común en jardines de interior, y se le conoce como poinsetia, flor de navidad o nochebuena, y tiene un látex lechoso que es tóxico tanto para humanos como para otros animales. El síntoma principal es irritación en la piel y las mucosas (enrojecimiento y picazón).

Euphorbia

 

Aglaonema

Este género de plantas agrupa a 20 especies de plantas nativas del sudeste asiático, pero muy comunes en los jardines de interior y exterior alrededor del mundo. Su savia tiene oxalatos de calcio así que resulta irritante, y dañina para los tejidos del cuerpo si se consume en grandes dosis y a largo plazo. Los síntomas de intoxicación con oxalatos de calcio, como los describimos más arriba, son irritación oral, hinchazón en la boca, salivación en exceso, dificultad para tragar y vómito.

Aglaonema

En conclusión: las plantas tóxicas sí existen, pero eso no significa que vas a morir envenenada/o solo por tenerlas cerca. Es un asunto de manejo prudente, especialmente con niños y animales, que pueden querer morder sus hojas. Es importante aclarar que la intoxicación con estas plantas rara vez es mortal. Sin embargo, vale la pena tener en cuenta que una pequeña dosis puede ser inofensiva para un humano adulto, pero mucho más dañina para un niño pequeño o para un animal, así que lo ideal es manejar estas plantas con prudencia, teniéndolas en lugares elevados, para no correr riesgos innecesarios.

Puedes aprovechar repisas, muebles, gabinetes, la parte de arriba de armarios o de la nevera para poner plantas de este tipo, o también puedes usar soportes colgantes o de pared que te permitan disfrutar de sus bellísimas formas y colores, sin tener que preocuparte por posibles accidentes por una manipulación inadecuada.

¿Tienes alguna de estas plantas en casa? ¿Cuáles técnicas has usado para mantenerlas fuera del alcance de tus hijos o tus animales? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

 

 

*   *   *

Mariana escribe en el blog de Sativa, y también habla sobre sostenibilidad y vida buena en su blog Cualquier cosita es cariño, donde puedes encontrar información e inspiración para tener una vida más equilibrada contigo misma/o con el planeta, y con todos los seres que lo habitan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *