El uso consciente del agua para tus plantas

Regar mis plantas cada mañana al despertar es un momento tan especial como el que reservo, antes de cualquier otra cosa para tomar mi primer vaso de agua. Ambos se han convertido en rituales diarios que me permiten conectarme con mi cuerpo y con la tierra y a medida que voy aprendiendo sobre las plantas, incorporo mas cosas que resuenan conmigo. A veces les canto, otras veces les hablo, chequeo su color y procuro siempre, además tocar su tierra, también tocar y limpiar sus hojas. Hace poco leí sobre la importancia de bendecir el agua que se le da a las plantas, pues, como ya lo contamos en el blog de Yerbatería, el agua se moldea según las intenciones que le pongamos. Decidí, pues, empezar a practicar esto y aunque no han pasado muchos días desde que lo hago, si he notado que al menos, el nivel de consciencia de esta práctica diaria es mayor.


Cuando mis padres eran niños, pensar que un recurso natural y esencial para la vida como es el agua sería privatizado, embotellado y vendido, no solo rayaba en lo inverosímil, sino que sonaba absurdo. Su generación, así como todas las generaciones antes que ellos, conocieron un mundo donde el agua era “gratis” y abundante. Consumirla de fuentes naturales y acueductos urbanos era algo totalmente normal. Contrariamente a ellos, las generaciones mas recientes crecimos escuchando sobre la escasez y contaminación del agua, totalmente acostumbrados a llevarla en botellas de plástico y a escuchar en las noticias que en ciertos lugares del mundo poblaciones humanas y animales se mueran de sed.

Las Naciones Unidas predicen que para el año 2030, 30% de las fuentes de agua dulce del planeta experimentarán una escasez masiva. Esto, que solo promete empeorar con el paso del tiempo a menos de que se haga algo drástico al respeto, desencadenará en conflicto. Las guerras del futuro no serán por petróleo, sino por agua.

En el mes de la lluvia, consideramos vital hablar de este preciado elemento. Queremos expandir nuestra consciencia respecto la relación que tenemos con el agua, el uso que le damos y nuestra percepción y conocimiento de ella. Desde Yerbateria te contamos sobre sus cualidades a nivel energético y simbolismo histórico. Desde Sativa te dejamos algunos tips sobre técnicas de riego, propagación y domesticación de plantas en agua.

RIEGO

Desarrollar un buen conocimiento del riego de las plantas es algo mucho mas dificil de lo que se cree. Unas necesitan abundante agua, mientras que otras se mueren si el agua es excesiva, unas requieren mojar sus hojitas y otras pueden vivir por semanas sin una sola gota. Entre ensayo y error, mientras descrubro y desarrollo una relación con ellas en el proceso, he encontrado que la regla de oro es tocar la tierra para sentir su grado de humedad. Si bien lo ideal es que el sustrato siempre esté un poco húmedo, hay que tener mucho cuidado con no sobre cargarlo de agua. Es el consejo que siempre le escuchaba a mis abuelas y es, en definitiva, el mas acertado, pues nos permite conectarnos con la planta y sus necesidades y entender mejor, desde un lugar sensorial, sus ciclos. Un medidor de humedad, también puede ser una herramienta de gran ayuda para los jardineros que requieran mayor precisión.

Los mejores momentos para regar las plantas son en la mañana o al final de la tarde, pues a estas horas, la tierra y el ambiente tienen una temperatura mas fresca, lo cual asegurará que el agua no se evapore. En términos de frecuencia de riego, es mucho mejor regar frecuentemente con poca agua, que regar con menos frecuencia y mucha agua, ya que esto puede contribuir a que el agua se estanque y la tierra se pudra. El riego debe ser directamente proporcional al clima ya que si te encuentras un clima caluroso, tus plantas seguro necesitarán mas agua. También, recuerda que si son plantas de interior, habrá que regarlas con menos frecuencia, ya que la humedad se conserva mejor. Ten en cuenta que la cantidad de agua que pongas a tus plantas es muy importante, pues regar mucho no significa querer mucho.  Adicionalmente, es recomendado tener en cuenta en el material de la maceta, ya que hay macetas que absorben agua o son porosas y se secan más fácilmente. Una maceta hecha en fibra de coco, por ejemplo, absorberá el agua mucho mas rápido que una de vidrio. Es muy importante que el agua con que se riegan las plantas esté libre de químicos. En el artículo de Sativa del mes de diciembre te dejamos tips adicionales para el cuidado de tus plantas en vacaciones. 

PROPAGACIÓN Y DOMESTICACIÓN

Recuerdo que siempre que visitaba algún lugar con mi abuela paterna y ella se enamoraba de una planta, tomaba un pedacito y se lo llevaba a su casa. Esto siempre me pareció muy curioso y solo muchos años después entendí por qué lo hacía, pues con un pequeño esqueje – un pedacito de la planta madre – y un poco de agua en un recipiente, como por ejemplo este, es muy fácil hacer que las plantas se propaguen. En pocos días algunas raíces saldrán y la rama inicial se convertirá en una nueva planta. Normalmente, no es necesario que cambiar el agua a menos que tenga mal olor. En este caso, lo mas probable es que la planta y el agua se hayan podrido y ya no sea viable tenerla. Una vez la rama tenga solidez, se podrá transplantar a la tierra, pero es necesario tener en cuenta que a muchas no les gusta el cambio y puede que se mueran.

Ciertas especies de plantas que se propagan en agua, pueden quedarse ahí para siempre. Ellas hacen parte de la familia de las araceas dentro de la cual se encuentran el epipremnum, singonium, philodendron, peperomia, aglaonema, y la dieffenbacchia. Tener plantas en agua es muy útil porque no necesitan ser regadas, simplemente el agua debe irse reponiendo a medida que se va evaporando. También se les puede agregar nutrientes que se diluyan en agua.

 


A medida que vamos desarrollando una relación con nuestras plantas, vamos también creando nuestras propias costumbres respecto a su cuidado. Conozco personas que recogen el agua de lluvia para regar sus plantas y también alguien que pone un poquito de leche en el agua para dar a sus plantas, así como quien usa agua activada para el riego de sus plantas domésticas. Al momento de escoger tus plantas es importante tener en cuenta el tipo de clima en el que vives. Tener plantas que requieran de mucha agua en un clima muy caliente, podría resultar poco responsable con el uso del recurso. Asimismo, te invitamos a que te informes respecto a los diferentes sistemas de recolección y reutilización de aguas o sistemas de riego eficientes en el uso del agua. No olvides en hablarnos sobre tus experiencias. ¿Cuáles son tus prácticas de riego? ¿Qué funciona mejor para ti al momento de mantener tus plantas bonitas y bien hidratadas? ¿Cómo logras llevar a cabo un riego consciente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *