8 consejos útiles para cuidar tus plantas

Decidir entrar al mundo de las plantas es una experiencia mágica y espiritual, no solo porque ellas adornan y decoran tus espacios con belleza natural sino porque aportan sus propiedades energéticas en los espacios en los que te desenvuelves cotidianamente, sea tu casa, tu habitación, tu oficina, el lugar a donde te gusta ir a tomar un café o a sentarte a leer un libro.

Pero cuando eres su familia, responsable de su bienestar y mantenimiento, no siempre se vuelve una tarea sencilla cuidarlas porque no estás tratando con objetos inertes sino con seres vivos que tienen sus días buenos y sus días malos.

Puede que sea complejo aprender a aplicar la porción adecuada de agua en el riego de las plantas, elegir un lugar idóneo para colocarlas o saber qué cuidados extras se pueden tener en cuenta para su crecimiento y armonía.

Si te pasa a menudo que tus plantas se ponen tristes, apagaditas y no sabes muy bien por qué, este artículo es para ti. Estos pequeños y sencillos tips te ayudarán a poner en práctica algunos cuidados que harán que te vuelvas casi un experto a la hora de tratar tus plantas y así la convivencia con ellas será una experiencia satisfactoria por tus propios medios. Y si aún no tienes plantas en casa, puedes leer nuestra entrada sobre el paso a paso para empezar.

1. Toca la tierra

Este consejo se va a volver tu mejor amigo a la hora de regar, pues te vas a dar cuenta la necesidad de humedad que tu planta manifiesta.
Muchas personas tienen una idea equivocada con respecto a la cantidad de agua que le aplican a sus plantas pues creen que regarlas mucho es mejor que dejarlas sin nada, pero siempre ten presente que es mejor regularmente menos cantidad de agua, que mucha cantidad de vez en cuando.
Te darás cuenta que la planta puede no necesitar una porción tan grande de agua pues hay factores que pueden intervenir: como el clima o el último riego recibido.
Al tocar la tierra, la planta te habla y te dice cómo se siente justo en ese momento y sabrás si necesita una buena y generosa aplicación de agua, poca o casi nada. Puedes leer un poco más sobre el riego en nuestra entrada pasada sobre el riego consciente.

2. Usa un detector de humedad

Esta útil herramienta refuerza el anterior consejo en especial si tienes plantas sembradas en materas grandes y espaciosas pues puede haber una posibilidad que en lo profundo de la tierra haya más o menos humedad de la que percibes superficialmente, así que al usarlo tendrás seguridad de cuánta agua debes aplicarle sin cometer ningún error.
Este detector te muestra en proporción la humedad que la planta maneja y te indica si está en el punto adecuado, si le hace falta o tiene exceso de agua. Manejarlo te ayudará a tener más certeza a la hora de hacer tu riego habitual.
Si no tienes acceso a uno de estos detectores un consejo casero que puedo brindarte es colocar un palito de madera largo dentro de la matera, esperar un momento y al sacarlo puedes sentir la textura de la tierra, si sale húmeda o muy seca ya sabes aproximadamente que cantidad de agua aplicar.

3. Abona de vez en cuando

Como seres vivos las plantas requieren de nutrientes que aporten al crecimiento, afiancen sus raíces y contribuyan a la reproducción y floración, por esta razón es de vital importancia que una vez al mes las abones o les agregues fertilizantes preferiblemente naturales en tu rutina de riego.
Es como las vitaminas que tomas para estar más fuerte y activo, tus plantas también necesitan amigos facilitadores en su proceso de crecimiento.
Te dejo un enlace con el biofertilizante orgánico que manejamos ya que también puedes comprarlo a través de nuestra tienda web.
También puedes aprender más sobre abono y propagación en nuestra entrada pasada.

4. Aplica pesticida natural una vez al mes

Hay diferentes tipos de plagas que pueden invadir las plantas, pero si quieres evitar que esto pase debes aplicar una vez al mes un pesticida preferiblemente natural que se encargue de protegerla, mantenerla sana y viva.
El biopesticida que manjemos es extrato de neem, una planta nativa de la India, amarga y antiséptica que repele y controla plagas orgánicamente.
Si quieres saber más sobre plagas, échale un ojo a nuestro artículo sobre visitantes no deseados del jardín.

5. Quita las hojas y flores viejas o marchitas

A medida que tu planta va creciendo y reproduciéndose va perdiendo algunas hojitas que se pueden volver amarillas, opacas o secas, podar y quitar estos agentes extras no solo te ayuda verla más linda y exhuberante, sino que estos tallos y hojas van quitando energía de la planta que puede aprovechar en las que se encuentran en buen estado.
Así que semanalmente dale una revisión a tu planta y poda lo que ya no está bien para que siga regenerándose y llenando de vida tus espacios.

6. Limpia las hojas regularmente

El polvo es un mal que no podemos evitar y las plantas también comienzan a percibirlo, como ellas mantienen tus espacios llenos de vida, purifican tu aire y protegen tu energía, si la mantienes limpias y brillantes en reciprocidad todos van germinando en abundancia.
Si tienes tiempo libre puedes tomar un paño y limpiarlas con agua, verás que al instante ellas te darán las gracias por cuidarlas y mimarlas convirtiéndose más llamativas y brillando de comodidad.

7. Háblales, cántales o ponles música

Puede parecer que esto es un mito, pero hay muchos estudios científicos que amparan que esto es plenamente efectivo. Cuando te tomas la tarea de cuidar tus plantas no solo aplicando agua como una obligación sino generando una conexión, ellas perciben tu energía e intención. Sea que les hables, cantes o les pongas música ellas van a recibir estas acciones siempre de forma positiva y hermosa.
La prueba de esto se ve en las personas que no disimulan su amor por sus plantas, puedes ir sin dudar a sus espacios y siempre encontrarás seres vivos en buen estado, brillantes, llenos de armonía y regocijo.
Así que te invito a que en tu rutina diaria incluyas alguno de estos consejos o adaptes los que te parezcan mejor en tu relación con las plantas.

Puedes ampliar esta información en “La vida secreta de las plantas” de Peter Tompkins y Christopher Bird, específicamente en el capítulo 10 titulado: La vida armónica de las plantas, te dejo el enlace en pdf por si lo deseas consultar:

https://seryactuar.files.wordpress.com/2012/12/la-vida-secreta-de-las-plantas-tompkins-bird-pdf.pdf

8. Ámalas

Lo más importante de la vida es el amor. Es lo que le da el sentido a ésta existencia que se nos confió. Ama todo lo que tienes a tu alcance y si decidiste ser parte del mágico mundo de las plantas, amarlas te llenará de sentido, porque ellas te cuidan, protegen y acompañan siempre.
Amarlas te dará alegría al cuidarlas para que se mantengan sanas y lindas y puedas llenarte de todas las propiedades que están dispuestas a brindar en su naturaleza.

Espero estos sencillos consejos puedan ser de utilidad en tu rutina diaria con tus plantas: en sus cuidados y tratamientos para que evites inconvenientes y puedas disfrutar de ellas en todo su esplendor. Recuerda que son seres vivos y necesitan de nuestra atención y amor.

Cuéntame en los comentarios que otros consejos aplicas a la hora de mantener sanas tus plantas para que sigamos ampliando esta lista o déjame tu experiencia al tratarlas y cuidarlas. ¡Te espero ahí abajo!

Este artículo fue escrito por Margarita Rosa Calle, uno de los seres de otro mundo que atiende nuestra tienda FITOFILIA en el CC Oviedo en Medellín.

6 thoughts on “8 consejos útiles para cuidar tus plantas

  1. Isabel Álvarez says:

    Me encantó el artículo , muy útil . Tengo dos maticas en la oficina, 5 en mi casa y un pequeño jardín al frente de mi casa, del que me hago cargo hace poco xq persona q nos ayudaba a cuidarlo, ya no trabaja en la unidad . Así es que, seguiré sus recomendaciones para q se me pongan más lindas mis maticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *